Trastornos de conducta - Dr. Baldomero Álvarez Fernández

Los síntomas conductuales  y psicológicos aparecen en un momento u otro de la evolución de la mayoría de los pacientes con enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Su aparición determina una gran sobrecarga para los pacientes y sus cuidadores, incrementa el consumo de recursos y es un factor de riesgo clave para la institucionalización. En definitiva, son determinantes para la calidad de vida del paciente y sus cuidadores, lo que nos obliga a su evaluación a la hora de abordar la asistencia de un paciente con demencia. Pero esta evaluación tiene mucha dificultad ya que el mismo síntoma conductual puede estar ocasionado por alteración de la esfera psicótica y/o anímica del paciente, con lo que determinar el síntoma desencadenante de la conducta es complejo.       

 La comorbilidad es otra característica de estos pacientes que nos complica el diagnóstico y su manejo. El tratamiento no farmacológico es obligado en todos los casos y el uso de drogas, especialmente los antipsicóticos  serán relegados a pacientes con síntomas muy disruptivos o que supongan un riesgo para el paciente o sus cuidadores. Son cinco los grupos farmacológicos implicados en el tratamiento de los SCPD: inhibidores de la colinesterasa, memantina, antipsicóticos, anticonvulsivantes estabilizadores de ánimo y antidepresivos. Las benzodiacepinas no se recomiendan por sus efectos sedativos, confusión, riesgo de caídas y afectos paradójicos. 

Ver Documento "Síntomas conductuales y psicológicos de las demencias."

Trastornos de conducta

 

¿Deseas contactar con nosotros?

Si necesitas contactar con nosotros, puedes hacerlo usando los siguientes datos:


¿Dónde puedes encontrarnos?

Estaremos encantados de atenderte en la siguiente ubicación:

Puedes dejarnos un mensaje

Rellena el siguiente formulario y estaremos encantados de atenderte. Te responderemos a la mayor brevedad posible.